Organización Internacional del Trabajo proyecta sombrío panorama laboral en el mundo

Por Leonel Rozas

El 1 de mayo se celebra en gran parte del mundo el Día Internacional del Trabajo con un pronóstico sombrío presentado porla Organización Internacionaldel Trabajo (OIT): “este año, el desempleo afectará a 202 millones de personas, pues el mercado laboral está siendo azotado por las medidas de austeridad obligadas por la crisis de deuda”.

En su Informe sobre el Trabajo en el Mundo en 2012, el organismo de Naciones Unidas prevé también que el desempleo aumentará un 6,2% en 2013, y los principales afectados serán los jóvenes entre 15 y 24 años de edad.

El año pasado, los mercados laborales sufrieron los efectos de la desaceleración del crecimiento mundial, cuando todavía no se habían recuperado totalmente de la crisis mundial que empezó en 2008, dicela OIT en su informe, y añade que desde ese año existe un déficit de aproximadamente 50 millones de empleos.

Lo peor, según el organismo, es la poca probabilidad de que durante los próximos dos años la economía mundial crezca a un ritmo suficiente para reducir el déficit de empleo y ofrecer trabajo a las más de 80 millones de personas que se calcula entrarán en el mercado laboral. Esta crisis de empleo tiene un carácter más estructural y por lo tanto más difícil de solucionar, opinala OIT.

De la mano del desempleo viene el descontento de la población, las protestas, los movimientos sociales.La OITcita en su informe que en 57 de 106 países, el Índice de Descontento Social aumentó en 2011 en comparación con 2010.

La buena noticia es que, a diferencia de Europa, Oriente Medio, África del Norte y África Subsahariana, donde hubo los índices más altos de riesgo de descontento social, en América Latina disminuyó, consecuencia de un cierto grado de recuperación del empleo y mejoras en la calidad del trabajo.

Sin embargo, advierte la OIT, no hay que dormirse sobre los laureles, pues en los países de América Latina, los mercados laborales y las inversiones reales no son inmunes al debilitamiento económico mundial.

Advierte especialmente el efecto que pueden tener los flujos volátiles de capital, que han agravado la inestabilidad de la economía real, al frenar la creación de mejores empleos.

Para enfrentar esta crisis creciente, el organismo dela ONUrecomienda que, además de consolidar las instituciones del mercado laboral y aplicar los convenios internacionales sobre el trabajo, debe tenderse una mano a las pequeñas empresas, que han demostrado ser las que más puestos generan, facilitándoles el acceso al crédito.

En medio de un panorama tan sombrío, la mejor celebración de los trabajadores y sus organizaciones es contribuir en la búsqueda de soluciones racionales al desempleo, incluyendo ayudar a cuidar los puestos de trabajo que ya existen, en lugar de dejarles toda la responsabilidad a los gobiernos.

A pesar de las predicciones económicas positivas para América Latina, ningún país –como mencionamos antes- es inmune a las fluctuaciones de la economía mundial, por lo que gobierno, obreros y empresa privada deberían trabajar de la mano para defender la economía –blindarla es imposible-, y ojala, mejorarla.

Acerca de elmedioinformativo
Nada de términos medios... somos El Medio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: