Nuestras riquezas se deben defender con dignidad patriótica

Por Omar Iturrieta León

Desde hace más de medio siglo que los chilenos hemos escuchando que el cobre es “el sueldo de Chile”, y que nuestro país posee inmensas reservas naturales de otros metales estratégicos a nivel mundial. En honor a aquello, durante el gobierno de Eduardo Frei Montalva (1964-1970), se inicia un proceso de recuperación de las riquezas básicas en manos de empresas extranjeras. Específicamente, el 21 de junio de 1971, y durante el gobierno de Salvador Allende Gossen, se nacionaliza el cobre, donde se adquiere el 51% de las acciones de las principales compañías que explotaban este mineral en nuestro territorio.

Hoy, llama la atención la forma que el Gobierno de Chile está enfrentando un conflicto bastante serio, entre la Corporación del Cobre, CODELCO, y la empresa británica Anglo American, que forman una sociedad en Anglo Sur, dueña de la mina “Los Bronces”, ex Disputada, y que para Chile significa millones de dólares. Esos recursos tan esquivos para financiar legítimas demandas de una población que, eternamente, ha vivido escuchando sólo promesas.

Hace seis meses, el Gobierno de Chile, hizo público su deseo de adquirir el 49% de las acciones de esa empresa minera, que en la actualidad produce 400 mil toneladas al año, con la posibilidad de duplicar o triplicar esa producción, como lo han manifestado sus ejecutivos. Según los acuerdos firmados, existe una cláusula donde el Estado chileno tiene el derecho de adquirir, cada cuatro años en el mes de enero, ese porcentaje de acciones, y justamente enero de este año fue el momento para realizar dicha adquisición.

Esta operación por parte del Gobierno significaba para Anglo American la pérdida de miles de millones dólares. Ante el anuncio de nuestro Gobierno esa empresa inmediatamente busca comprador para el 49% en cuestión, y en noviembre pasado sella un acuerdo con la empresa japonesa Mitsubishi, por el 24,5%, equivalente a US$5.390 millones de dólares,  paso que también estaba considerado dentro de las cláusulas del contrato, por  lo tanto, era una acción totalmente legal.

Lo que llama poderosamente la atención, y se presta para miles de interpretaciones, es el aviso que lanzó el Gobierno a Anglo American sobre sus intensiones en “Los Bronces”. Llevado esto al plano de un enfrentamiento armado entre dos países, es tan infantil como decirle al enemigo: “El lunes, a las 5 de la mañana, atacaremos su aeropuerto internacional”.

Aún están frescos en nuestra memoria colectiva los dichos y expresiones de molestia del gobierno chileno sobre “la deslealtad de los británicos” y que no “nos dejaremos atropellar”, y tras esto se inicia un juicio, que hasta hoy no ha entregado resultados positivos para nuestros intereses como país.

Todo el enojo e intención de “no dejarse atropellar” por esta empresa extranjera, con el paso de los meses se ha ido debilitando, han ido variando los objetivos de CODELCO al renunciar a ese 49% en Anglo Sur. La empresa estatal ha reconocido que si no es factible adquirir completamente ese porcentaje, está abierta a tomar una participación más baja en la propiedad, a cambio de recibir una compensación económica.

Ahora bien, al interior de CODELCO, se han producido movimientos que también llaman la atención, como la renuncia de Diego Hernández, a la presidencia ejecutiva de esa empresa estatal, quien era proclive a seguir con el juicio, en su remplazo asume Thomas Keller, un hombre cuyo pasado en el tema Royalty no es en absoluto favorable a los intereses nacionales.

El jefe de la bancada del Partido Socialista, Marcelo Schilling y el diputado PS, Luis Lemus, además, manifestaron su preocupación por lo que está ocurriendo al interior de Codelco y las negociaciones con la empresa Anglo American. Para estos parlamentarios “algo huele mal” con la renuncia de Diego Hernández, y han solicitado al Gobierno que aclare las reales razones de la renuncia de este alto ejecutivo.

Schilling comentó que más allá de los aspectos económicos, “a nosotros nos preocupa que el gobierno sea débil en la defensa de la dignidad”. Y agregó que “ahora viene una empresa, que es Anglo American, que nos toma el pelo a todos los chilenos y deja de cumplir algo que estaba establecido y el gobierno en lugar de asumir una defensa clara y contundente de los intereses chilenos, comienza a dar pasos hacia atrás y adelante, culminando con una conversación entre Codelco y Anglo American”, recalcó el diputado Schilling.

Frente a esto, el jefe de bancada PS indicó: “Llamo al Presidente de Chile a ocuparse de las cosas que le importan al país. Él fue elegido como líder de Chile, para gobernar, no para dedicarse a ser comentarista del acontecer político cotidiano y en esto muestra la hilacha. Frente a un gran interés para Chile, el Presidente deja que los funcionarios de Codelco busquen un ‘arreglín’ con Anglo American, que a estas alturas, se está convirtiendo en empresa non grata en Chile”, concluyó.

Acerca de elmedioinformativo
Nada de términos medios... somos El Medio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: