El litio: la nueva polémica nacional

Por Omar Iturrieta

Chile es hoy el primer productor de cobre en el mundo, sin embargo, debemos pagar los mismos precios que en cualquier otro país, por los productos de cobre que son elaborados en el exterior. La justificación para esta contradicción es que no poseemos la capacidad tecnológica, ni económica para elaborar nuestro cobre.

Por otra parte, Chile es hoy el primer productor de Litio en el mundo, al producir el 41% de este material, con una reserva para unos 1.500 años, al actual ritmo de consumo. Hoy, la batería de un auto eléctrico como el Nissan Leaf cuesta 20 mil dólares y el valor que aporta Chile, con su litio, en esa batería es de 40 dólares. US$19.960 es la diferencia entre tener litio y entre producir la batería.

Nuevamente los chilenos debemos preguntarnos ¿Una vez más debemos mirar el litio, como se hizo con el cobre, como una simple materia prima, y no como un recurso energético siendo parte de un producto elaborado?

En países como Estados Unidos, Corea del Norte, China y Francia, entienden que la industria que viene a continuación es el tema energético y las baterías van a ser un elemento clave en el transporte del futuro en la medida en que se está agotando el petróleo. Hay que desarrollar una industria de transporte nueva basada en la electricidad y por eso las baterías de litio son claves.

Este martes, el gobierno abrió la licitación del litio a través de los Contratos Especiales de Operación de Litio, CEOL, que permitirá abrir licitaciones para la explotación de 100 mil toneladas del mineral durante 20 años, medida que fue tomada sin una discusión en el parlamento, que es lo mínimo que debió hacer el ejecutivo ante una coyuntura de tal magnitud.

Estamos hablando de un material estratégico a nivel mundial, donde un gobierno, que le restan 20 meses de conducción, ha lanzado esta licitación a espaldas de la sociedad, para entregar en concesión a privados la explotación del litio. Esto no es otra cosa que privatizar este material, donde el Estado, o sea los cerca de 18 millones de chilenos, una vez más entregamos nuestra riqueza para que los multimillonarios se sigan enriqueciendo más, mientras nuestro país sigue viviendo las eternas carencias.

El  Subsecretario de Minería Pablo Wagner, ante la Comisión de Minería y Energía del Senado, dijo que la medida del gobierno era una propuesta para ‘dinamizar’ el mercado del Litio, argumentando que de no implementar ‘medidas urgentes’, Chile perdería su posición en el mercado internacional. Esta licitación obedece a una necesidad de “emprender para avanzar”, se agrego desde el oficialismo.

Isabel Allende (PS), integrante de dicha comisión aseguró que “desde la Comisión y junto a otros actores como la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) y la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC), le planteamos al gobierno desde un inicio la inconveniencia de este tipo de medidas inconsultas que, a través de la vía rápida, evitan dar la discusión necesaria sobre un recurso estratégico para el desarrollo del país. La demanda mundial de Litio presenta una oportunidad histórica para implementar una política de Estado. Ésta no sólo debe incluir la extracción, sino también promover el desarrollo de una industria ligada a la explotación de este mineral, transformando al país en un líder en tecnología, y no sólo de materias primas”, aseguró. 

Para la Senadora Allende “el Ejecutivo justifica la aplicación de los CEOL, en que son rápidos, transparentes y eficientes para reimpulsar la industria, aumentar la competencia y las opciones de explotación, y plantea que podríamos recaudar alrededor de US$ 350 millones durante los 20 años de explotación con este modelo de negocio. No estamos de acuerdo y no apoyaremos esta propuesta. Llamamos al gobierno a detener la licitación y abrir un debate país para la generación de una política pública que agregue valor y contribuya al desarrollo de Chile”. 

 “Creíamos que era importante, antes de hacer cualquier tipo de apertura en términos de exploración y explotación de litio, diseñar un buen instrumento legal y jurídico que nos permita proteger este recurso que es estratégico y que va a ser de gran importancia en los próximos años en la economía del país”, comentó el diputado por Antofagasta y miembro de la comisión de Minería, Marcos Espinosa (PRSD).

En esa línea, desde la Federación de Trabajadores del Cobre indicaron que “Codelco Chile tiene una gran oportunidad de negocio, potenciando el uso de las baterías de Litio-Ion que se utilizan en los automóviles eléctricos y que tiene al cobre y al litio como insumos fundamentales”.

Para Jaime Aleé, director del Centro de Innovación del Litio dependiente de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile,  más allá de la discusión sobre la explotación de este mineral,  es importante que el país aproveche la contingencia y dé el salto hacia lo que calificó como la verdadera industria del litio del futuro: La manufactura de productos asociados.

Chile y el litio

El litio es un componente químico que se clasifica dentro del grupo de elementos alcalinos. Si bien, hace pocos años la mayoría de las baterías se elaboraban con níquel cadmio, hoy se prefiere el litio, por sus capacidades para almacenar energía, conducción del calor y la electricidad y ser una alternativa más limpia y eficiente.

Con el crecimiento del uso de teléfonos celulares y computadores portátiles, la demanda de litio está en su mejor momento. Su precio se disparó en 2009 cuando duplicó su valor en los mercados mundiales, alcanzando los 7.000 dólares por tonelada.

El litio es usado en la actualidad, además, en satélites, cereales, cohetes, Mp3, baterías recargables, celulares, marcapasos, computadores, cámaras digitales, reactores atómicos, I-Pods, vehículos eléctricos, bicicletas y remedios anti depresivos.

Este mineral no se presenta como un metal en la naturaleza, sino integrando diferentes tipos de compuestos, siendo los salares las mayores superficies en donde se encuentra.

En Chile, el Salar de Atacama presenta grandes yacimientos de litio. Según un informe de la Corporación Chilena del Cobre, habría allí un 40 por ciento de las reservas mundiales. Esto  sitúa al país dentro de los líderes mundiales en la producción del mineral. Se estima que un 85% de las reservas de litio del mundo están concentradas en Argentina, Chile y Bolivia. También hay litio en Australia y China.

Chile posee el 41% del mercado y comercialización mundial de este mineral, contando con más de 50 cuencas cerradas, lo cual otorga la posibilidad de extraerlo durante 1.500 años más.

Acerca de elmedioinformativo
Nada de términos medios... somos El Medio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: